Análisis de Valgesta detalla que prácticamente se logra evacuar toda la energía para los años 2019-2021. Adicionalmente, señala el estudio, permite las transferencias de energía ERNC y por ende el desarrollo de este tipo de tecnologías.

De acuerdo a un estudio realizado por Valgesta para la empresa ISA Interchile, las obras nuevas denominadas Nueva Línea Cardones – Maitencillo 2×500 kV, Nueva Línea Maitencillo – Pan de Azúcar 2×500 kV y Nueva Línea Pan de Azúcar – Polpaico 2x500kV, que conforman el proyecto “Cardones – Polpaico”, reducen significativamente los vertimientos esperados de generación de centrales solares y eólicas ubicadas al norte de la barra Nogales 220 kV.

Al comparar los resultados de la proyección de la operación del sistema, detalla el estudio, se estimaron reducciones de vertimiento de generación ERNC (energías renovables no convencionales) en torno al 98% para 2019 y del orden del 99% para 2020 y 2021.

“Para 2019 se estima que un 5,6% del total de energía generada por fuentes ERNC en la zona al norte de la barra Nogales 220 kV no será vertida por restricciones en la transmisión gracias al proyecto Cardones – Polpaico. Este porcentaje aumenta a un 11,4% para el año 2021”.

El documento afirma que en relación con los efectos reales que ha producido el ingreso de los tramos Cardones-Maitencillo 500 kV y Maitencillo-Pan de Azúcar 500 kV, en la operación del Sistema Eléctrico Nacional, es posible afirmar que el ingreso de los mencionados tramos, en parte, han producido una reducción de los vertimientos de generación de centrales ERNC en ciertos meses del año 2018 en comparación con el año 2017.

Adicionalmente, señala el estudio, permite las transferencias de energía ERNC y por ende el desarrollo de este tipo de tecnologías, además de disminuir significativamente los desacoples presentes en el sistema, evitando así los riesgos nodales.

En relación con el ingreso de energías limpias, considerando flujo promedio esperado para la hora solar en 2019, el estudio estima que la línea Cardones-Polpaico 500 kV permite una inclusión de aproximadamente 280 MVA adicionales de centrales ERNC ubicadas en la zona centro.

Metodología
Para visualizar los impactos de la línea a nivel sistémico se simuló la operación con el software SDDP (Stochastic Dynamic Dual Programming) y se calculó la política operativa de mínimo costo para un sistema hidrotérmico considerando cinco aspectos. Adicionalmente se simuló la operación del sistema con el software PowerFactory DIgSILENT, para evaluar la estabilidad transitoria, frente a la ocurrencia de contingencias, verificando el cumplimiento de la NTSyCS de cuatro variables.

Fuente: Electricidad