Debido a que algunas energías renovables son variables como la eólica y solar fotovoltaica, su auge y penetración significan un gran desafío técnico para el Sistema Eléctrico Nacional, el cual fue abordado a través de un convenio de trabajo entre el Ministerio de Energía, el Coordinador Eléctrico Nacional y la Agencia Alemana para la Cooperación Internacional (GIZ).

Tras dos años de trabajo, se implementó un sistema centralizado de pronósticos que usa un modelo numérico y estadístico, con datos de imágenes satelitales, historial de generación y señales en tiempo real de cada central.

El subsecretario de Energía, Ricardo Irarrázabal, explicó que “en noviembre de 2018 firmamos un acuerdo con el objetivo de impulsar iniciativas orientadas a desarrollar conocimientos y herramientas, que permitan al Sistema Eléctrico Nacional abordar los desafíos que conlleva para su operación las energías renovables variables”.

En ese contexto, el subsecretario resaltó que “hoy queremos compartir con ustedes los excelentes resultados que se han obtenido en la búsqueda de mejorar los pronósticos de generación de fuentes variables, y cómo esta nueva información se ha convertido en una herramienta útil para los procesos que realiza el Coordinador y una buena señal para aprovechar los recursos renovables del país”.

Por su parte el Coordinador Eléctrico Nacional, encargado de gestionar el Sistema Eléctrico Nacional, integró con gran éxito los pronósticos a su programación diaria, llegando el año 2018 a errores medios absolutos (MAE) del orden 7,7% y 11,5% para centrales solares y eólicas, respectivamente.

Según el presidente del Consejo Directivo del Coordinador, Juan Carlos Olmedo, “el Sistema Centralizado de Pronósticos logró plenamente los objetivos planteados ya que nos permitió generar capacidades internas para gestionar un servicio centralizado de pronósticos en línea con las mejores prácticas de operadores internacionales, alcanzando altos niveles de integración de energía renovable variable”.

Para Rainer Schröer, director del Programa Energía de la GIZ, uno de los socios del proyecto, el sistema ha sido como altamente exitoso, aportando a la estrategia de descarbonización chilena, avanzando hacia una matriz cada vez más sustentable. “Esto es un hito en los objetivos que tenemos, de impulsar proyectos que colaboren en la reducción de emisiones de gases efecto invernadero provenientes del sector energía, para apoyar al país en el cumplimiento de sus compromisos internacionales frente al cambio climático”, indicó.

Los resultados de este proyecto se dieron a conocer esta mañana en el marco de un seminario denominado: “Sistema de Pronóstico Centralizado de Generación Solar Fotovoltaica y Eólica”, y al que asistieron cerca de 50 personas de diferentes intuiciones del sector energético nacional.

Presentaciones del encuentro:

1. El rol de pronósticos en la flexibilidad – Ministerio de Energía

2. Trabajos realizados en Pronósticos de Generación Solar Fotovoltaica y Eólica – GIZ

3. Experiencia y Desafíos del Sistema de Pronósticos Centralizado. CEN