POLÍTICA ENERGÉTICA REGIONAL 2050
La energía es un elemento básico para el desarrollo social y económico de nuestra región. Disponer de ella de manera sustentable contribuye a mejorar la calidad de vida de los ayseninos, siendo posible desarrollar actividades productivas locales y así entregar un sustento para las comunidades y su permanencia en la región. La geografía y características climáticas de Aysén le imponen desafíos importantes al desarrollo energético, como es el aprovechamiento de sus recursos locales, una disposición de energía que alcance a todos los habitantes, y una educación energética que llegue a todos los rincones de su territorio.

Estos desafíos se ven acrecentados por la baja densidad poblacional de la región, en donde existen numerosas comunidades que viven dispersas y en zonas rurales y aisladas. Los retos en términos de acceso, precios, calidad del aire, sustentabilidad, cultura, etc., son importantes al considerar que una región en la que abundan los recursos naturales contrasta con la realidad de una matriz energética basada fuertemente en el uso de combustibles fósiles que no están presentes en Aysén, además de una mala utilización de la leña. Una política proporciona el marco para establecer objetivos y metas que permitan encauzar el rumbo y el funcionamiento del sector energético y aquellos ámbitos que de él dependan para lograr la visión a la que se aspira.

En particular, la Política Energética para Aysén tiene como marco la Política Energética Nacional (PEN), y la Estrategia Regional de Desarrollo (ERD); y, al igual que todas las políticas de Estado, se enmarca en las obligaciones internacionales que ha adquirido Chile en materia de derechos humanos. La PEN, vigente desde diciembre de 2015, es la primera política energética de Estado con visión de futuro. La Política Energética Nacional propone un sector energético que sea confiable, sostenible, inclusivo y competitivo, con el fin de avanzar hacia una energía sustentable en todas sus dimensiones.

La riqueza de esa visión es que se co-construyó en un proceso que duró un año y medio, entre representantes del sector público, privado, académicos y la ciudadanía en su conjunto. La visión para el año 2050 es que la Región de Aysén cuente con un sistema energético sustentable, diversificado y con precios competitivos; que los habitantes dispongan de energía en forma equitativa y confiable, que promueva su calidad de vida y el desarrollo regional sustentable; y que se potencie el ahorro energético y la autogeneración con ERNC, la energía se use eficientemente y las personas respiren aire limpio.

Esta visión constituyó el marco de referencia para todo el proceso de elaboración de nuestra Política Energética, refleja los principales ámbitos del accionar en energía, y entrega un norte general. Hoy podemos decir con orgullo que Aysén ya cuenta con una Política Energética Regional propia, la cual fue aprobada por el CORE el pasado viernes 28 de diciembre del 2018 de manera unánime, día que será muy recordado por nuestra cartera de Energía.

Fuente: El Diario de Aysén
Autor: Seremi de Energía Juan Luis Amenábar Granella