Una nueva investigación llevada a cabo en el Imperial College London prevé que para el año 2050, las baterías basadas en iones de litio serán la forma más económica de almacenar electricidad en infraestructuras de energía renovable.

La investigación calcula el costo de almacenar energía con diferentes tecnologías, incluidas baterías a gran escala e hidroelectricidad de almacenamiento por bombeo, y predice esos costos en el futuro.

Según consigna el portal Smartgridsinfo.es, este modeloprevé que las tecnologías de baterías basadas en iones de litio podrían ser la forma más económica de almacenar energía, asegurando al mismo tiempo que las redes de energía no sufran grandes fluctuaciones en instalaciones eólicas y fotovoltaicas.

Si bien los estudios anteriores sobre los gastos de almacenamiento de energía se enfocaron principalmente en los costos de inversión, el nuevo estudio determina el llamado “costo de almacenamiento nivelado”, es decir, aquellos que incluyen los costos de inversión, operación y cobro, así como la vida útil, la eficiencia y el rendimiento de la tecnología.

El principal investigador, Oliver Schmidt, del Instituto Grantham y el Centro de Política Ambiental de Imperial, ha explicado que la innovación de este modelo radica en que es el primero en proyectar los costos totales de almacenamiento de energía en el futuro, permitiendo predicciones para encontrar la tecnología más competitiva en cada aplicación.

Schmidt ha aclarado que esto no significa que haya que abandonar otras tecnologías existentes, sino que quizás deban centrarse en el rendimiento y la eficiencia para que sean más competitivas en su implementación a gran escala.

Fuente: Electroindustria