La buena noticia para la energía limpia es que las inversiones globales en energía eólica aumentaron durante la primera mitad de 2018.

¿Las malas noticias? Las solares están disminuyendo. El financiamiento para parques eólicos ascendió a US$57.200 millones desde enero a junio, 33% más que en el mismo período de 2017, según un informe de Bloomberg NEF. Las inversiones solares disminuyeron 19% a US$71.600 millones.

Las tendencias divergentes demuestran que las inversiones en energía limpia continúan siendo estables, pese a que China redujo el desarrollo de las granjas solares. En general, las inversiones en energía limpia han estado prácticamente sin variación en lo que va de 2018, en US$138.200 millones.

El aumento del gasto en energía eólica se produce a medida que las empresas desarrollan grandes proyectos desde EEUU hasta Taiwán. Los mayores proyectos incluyen US$1.500 millones para un parque eólico en el Mar del Norte, US$1.000 millones para un proyecto en las llanuras del norte de Texas y US$627 millones para un proyecto en la costa de Taiwán.

Fuente: La Tercera-Pulso