Fuente: Electricidad

Esto representa un 21% de la inversión anual, detrás del sector minero y de obras publicas.

La ministra de energía, Susana Jiménez, señaló que la inversión en el sector energético en Chile superará los US$3120 millones en 2018, mientras que durante este mismo ejercicio han ingresado al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (Seia) 80 proyectos vinculados al sector, especialmente de generación y transmisión.

“La composición de esta inversión está concentrada principalmente en la generación eléctrica, se están construyendo 30 centrales de generación, que equivalen a 1900 MW de potencia y se suman nueve proyectos de transmisión en construcción, más de 1300 kilómetros”, afirmó la autoridad en el marco de la Jornada de Economía de la Energía, organizada por la Universidad Católica.

Según la ministra, el sector energético “es un sector dinámico y competitivo, que se desarrolla en un escenario que ha estado cambiando vertiginosamente de la mano con el avance tecnológico, la disminución de los costos y el impulso de los desarrolladores e inversionistas”.

Jiménez aseguró que este año ingresaron al Sistema de Evaluación de Impacto ambiental 80 nuevos proyectos degeneración de energía, de los cuales han sido aprobados 46, equivalentes a 2700 MW.

Además, destacó el trabajo de la mesa de trabajo para el retiro o reconversión de centrales a carbón, y la intención del gobierno de crear, en conjunto con las empresas, un cronograma de descarbonización.

Jornadas

La Jornada de Economía de la Energía, organizada por la Universidad Católica, contó con expositores internacionales como Shmuel Ohen, de la University of California, Berkerley, quien realizó una exposición sobre net billing, quien destacó la importancia de repartir las responsabilidades de la generación “necesitamos una clara definición de la repartición del riesgo, (…) no han pensado como distribuir el riesgo entre consumidor y proveedor a través de la línea de distribución”.

Claudio Seebach, presidente ejecutivo de Generadoras de Chile, comentó sobre el futuro de las energías que “si hoy el 43% de generación es renovable, en 2030 el escenario debería llegar a 75% en un escenario medio”. Destacó que una portada del Washington Post comparaba a Chile como una Arabia Saudita de la energía solar.