La megalínea, que costará US$1.000 millones, suma un avance del 98% en obras. Así lo aseguró el gerente general de la eléctrica, Jorge Rodríguez, quien ratificó que llegarán al plazo estimado.

Contra el tiempo se encuentra la empresa Interchile, filial de la colombiana ISA, en el desarrollo su megaproyecto de transmisión eléctrica Cardones- Polpaico. La empresa tiene como plazo máximo para que la construcción de la línea esté terminada fines de este año pero, hace tres días, el Coordinador Eléctrico hizo público un informe que da cuenta de un atraso importante,previendo tres escenarios: en el más optimista, la línea entraría el primer trimestre de 2019 y, en el peor, ya en 2020.

Esto no ha sido impedimento para que la empresa insista en que Cardones-Polpaico estará lista en el próximo mes. PULSO consultó al gerente general de Interchile, Jorge Rodríguez, quien aseguró que ‘nosotros lo que estamos trabajando fuertemente y sin bajar el ánimo es para poder lograr y anticipar la fecha lo más que se pueda’. Uno de los mayores traspiés del proyecto es el impedimento que algunas comunidades les han hecho para entrar a sus terrenos, que son zonas por donde pasa la línea.

Rodríguez indicó que ‘estamos mirando cómo superar cada uno de esos obstáculos y tratar de reducir, si es el caso de no llegar a la fecha, tratar de que sea lo más cercano al final de año’. Además agregó que ya llevan un 98% de avance en las obras. ‘En este momento estamos a menos de 37 excavaciones para terminar el proyecto. Eso, de un total de 1.750 torres’, subrayó. El término de la línea y la puesta en operación tiene al sector energético pendientes. Esto, porque permitirá la conexión real de los antiguos Sing y SIC y facilitará la llegada de energía del norte al centro.

Al respecto la ministra de Energía, Susana Jiménez, señaló que ‘seguimos avanzando y haciendo el seguimiento para lograr que la construcción se termine en los plazos que habíamos estipulado cuando empezamos a hacer este seguimiento. Esperamos que no haya contingencia y que se cumpla ese escenario’. En relación al impacto que se significaría un posible retrasó, manifestó que ‘se extiende la duración de esta situación que estamos viendo, que energías renovables están teniendo que verter energía o con costos cercanos a 0 y teniendo que retirar en otros puntos del sistema para cumplir con sus contratos’.

Datos relevantes:
¿Qué es Cardones-Polpaico? Es una línea de transmisión eléctrica que recorre 753 kilómetros del país y permitirá la conexión real de los antiguos Sing y SIC.

¿Cuál es su importancia? Que diversas centrales puedan despachar al sistema, ya que actualmente varias de ellas deben verter su energía.

¿Se puede retrasar? La fecha estimada de término de la línea es para fines de este año y aún les falta 2% para culminar la construcción. Es la etapa más crítica por tener a diversos grupos en contra.

Fuente: La Tercera-Pulso