La eléctrica italiana Enel y la petrolera estatal ENAP inauguraron este martes Cerro Pabellón, la primera central geotérmica de Sudamérica, que se encuentra a 4.500 metros sobre el nivel del mar en el desierto de Atacama, al norte del país.

La planta, que requirió una inversión de 320 millones de dólares, producirá energía limpia para abastecer a 165.000 hogares y evitará la emisión a la atmósfera de unas 166.000 toneladas de dióxido de carbono al año, según informó la Empresa Nacional de Petróleo (ENAP) en un comunicado.

La presidenta Michelle Bachelet, viajó a Antofagasta para asistir a la inauguración de la central y destacó los esfuerzos del Gobierno para fomentar las energías renovables.

“Nuestro desafío es llegar al 70 % de nuestra matriz con energías renovables, pero por qué no ser optimistas y poder llegar a un 90 %. Estos cerros son testigos del inicio de un camino que dará más solidez a nuestra matriz energética”, afirmó Bachelet.

“Este es el primer proyecto que pone a Chile definitivamente entre los países que optaron por una energía que no se agota, limpia y diversa”, agregó la presidenta, que llamó a “contener el desajuste climático” con la reducción de las emisiones de gases invernadero.

Cerro Pabellón está compuesta por dos unidades de una potencia instalada de 24 megavatios cada una, y en plena operación será capaz de producir unos 340 gigavatio por hora (GWh) al año.

Las centrales geotérmicas generan electricidad a partir del calor de la tierra. Chile tiene un alto potencial en este tipo de energía debido a que se encuentra en el denominado “Cinturón de Fuego del Pacífico”, que concentra el 20% de los volcanes activos del continente americano.

La planta incorpora tecnología geotérmica avanzada para garantizar un óptimo funcionamiento en las condiciones extremas del desierto, principalmente la elevada oscilación térmica y la altura.

El consejero delegado de Enel, Francesco Starace, dijo que la construcción de Cerro Pabellón fue un “desafío técnico y humano”, y expresó su deseo de que sea para Chile el punto de partida de “un nuevo camino de desarrollo de la energía”.

Fuente: Diario Pulso