Building Andes, compuesto por Building Energy y Scotta, planea el desarrollo de pequeños proyectos solares e hidroeléctricos en el sistema eléctrico nacional, por un total de 37 MW de capacidad instalada y una inversión de US$50 millones.

La comisión de evaluación ambiental de la Región de Coquimbo aprobó el proyecto del parque fotovoltaico Punitaqui que contempla una capacidad instalada de 9 MW y una inversión de US$11 millones, lo que forma parte de un plan de desarrollo en diversas fuentes de energía renovable que impulsa el desarrollador Building Andes, integrado por los grupos europeos de energía renovable Building Energy y Scotta.

De acuerdo a lo informado porla empresa, mediante un comunicado, esta central “se suma al plan de inversión de US$24 millones para el periodo 2017 -2019, que se encuentra en ejecución y que considera la construcción de cuatro parques fotovoltaicos por 17 MW y una central mini hidro de 3 MW, ubicados en las VI, VII y VIII regiones del país”.

Inversiones

De este plan de inversiones en energía solar fotovoltaica, Building Andes ya puso en servicio los primeros dos parques fotovoltaicos, Peralillo y Villa Prat, de 3 MW cada uno, que se encuentran ubicados en la Región del Maule, mientras que se encuentran en proceso de construcción los parques fotovoltaicos Alto Solar, de 3 MW, y Queule, de 8 MW, ambos ubicados en la Región de O’Higgins.

Building Andes también está en el sector hidroeléctrico, donde se encuentra próximo a iniciar las obras para construir la mini central hidroeléctrica La Confianza, de 3 MW, ubicada en la VIII Región, con una inversión aproximada de US$5,8 millones.

La sociedad también está en la etapa final para iniciar el desarrollo de otros tres parques fotovoltaicos con una inversión de US$12 millones y una potencia de 8 MW.

“Con esto, para el periodo 2017-2020, la compañía invertirá más de US$50 millones y tendrá en servicio ocho centrales de energías renovables por un total de 37 MW”, se informó.

 

Fuente: Revista Electricidad