Así lo señaló el subsecretario de Transportes, José Luis Domínguez, durante la ceremonia en que se firmó el acuerdo público-privado por la electromovilidad.

El subsecretario de Transportes, José Luis Domínguez, anunció que la meta del gobierno de electrificar el 100% del transporte público se adelantó en diez años, de 2050 al 2040, debido a la mayor presencia de la electromovilidad en buses y en el incremento de las líneas del Metro, que se planea extender a regiones.

“Con la implementación del plan de transporte tercer milenio que potencia el transporte sobre rieles (del Metro) y la electromovilidad, estamos en condiciones de ser ambiciosos y anticipar que el 100% del transporte público será eléctrico antes del año 2040, adelantándonos a diez años a la meta que habíamos fijado anteriormente”, afirmó la autoridad en el marco de la firma del Acuerdo Público-Privado por la Electromovilidad, donde participan empresas, universidades, centros de formación técnica y organismos públicos.

Según Domínguez, “tenemos que renovar en nuestro gobierno la totalidad de los buses del Transantiago, y el próximo año vamos a renovar 3.000 buses y queremos que la mayor parte de estos sean eléctricos, añadiendo que también “estamos apuntando fuertemente a desarrollar el concepto de metro trenes en la regiones del país”

Según datos del subsecretario, cuando se prefiere un vehículo eléctrico, “se dejan de consumir más de 1.400 litros de bencina, y se dejan de emitir más de tres toneladas de CO2 al año, y estas cantidades se duplican al ser un taxi o taxi colectivo”.

Firma
Durante la ceremonia para ratificar el compromiso público-privado, la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, comentó que “lo que queremos para el futuro y nos une a todos es el gran sueño de un país desarrollado, integral y sustentable, para construir ese futuro estamos los actores que tenemos una responsabilidad en que el futuro se vea como nosotros soñamos”.

Agregó que para alcanzar un desarrollo sustentable es clave “el cambio de las tecnologías que permitan un desarrollo que permita cuidar el medio ambiente”.

Por su parte, la gerenta general de Enel X, Karla Zapata, destacó la incorporación de buses eléctricos como un avance fundamenta en electromovilidad en el país: “Mucho de lo que está pasando con los buses ha pasado porque hay empresas privadas y el gobierno que se pusieron al frente de una iniciativa que empujaron juntos”.

Según la ejecutiva, el compromiso de Enel X es ampliar la infraestructura de puntos de carga de 36 a 100 electrolineras, con el 50% de nuevos puntos en regiones, además de seguir empujando el transporte público de pasajeros en base a buses eléctricos.

También señaló la importancia de “explicar el funcionamiento de la electromovilidad y su infraestructura, entregando un Welcome Pack para usuarios que se sumen a la electromovilidad, equivalente a la carga para 2.500 kilómetros de autonomía”.

Entre las 38 empresas y organizaciones que firmaron el acuerdo están Enel X, Engie, Universidad de Concepción, Universidad Tecnológica de Chile Inacap, Universidad de Chile, Europcar, Automóvil Club de Chile, Nissan Chile, Banco Estado, entre otros.

Plataforma
La ministra de energía, Susana Jiménez, por su lado, anunció que se lanzarán distintas plataformas, como un sitio y una aplicación, para informar al público sobre electromovilidad, de las cuales una será una guía de buenas prácticas de electromovilidad, que incluye información sobre cómo migrar a la electromovilidad, junto con recomendaciones para la red de cargadores con acceso público.

La otra parte de esta plataforma es una aplicación para celulares, que permite geolocalizar los cargadores con acceso público y revisar cuales son compatibles con el modelo del vehículo del usuario. En la aplicación están las marcas Smart, Peugeot, Citroën, BYD, BMW, Hyundai, y Renault.

Jiménez explicó que “en el eje de información y difusión (de la Ruta Energética 2018-2022) existe bastante desinformación y mitos respecto a la electromovilidad en Chile, por tanto hay que acercar esta tecnología a la ciudadanía, que en gran parte aun lo siente un poco lejano, un poco futurista”.

Fuente: Electricidad