Aunque cada día es menor el costo de usar energías renovables, Chile sigue utilizando principalmente fuentes energéticas como el petróleo y el carbón. Esto según datos entregados por el Ministerio de Energía, que además da cuenta que la energía menos usada es la solar.

‘Chile es el país con la mayor radiación del mundo, sin embargo recientemente comenzamos a utilizar la radiación solar en nuestro beneficio’. Si consideramos el potencial existente en el norte del país, hoy podríamos ser líderes en el uso de energías renovables y un ejemplo para el mundo. Aunque en el sur de Chile la radiación no es tan alta, la capacidad de generar energía a partir del sol no es menor, ya que es similar a países como Alemania, que están muy avanzados en este tema’ señaló Andrés Velásquez, gerente de Desarrollo de EfeSolar.

Agregó que el sector agroalimentario chileno se encuentra en constante crecimiento y cada día gana más relevancia, siendo, actualmente el principal sector exportador después de la minería del cobre.

‘Sin embargo, también es un sector cuyos procesos productivos son intensivos en la generación de emisiones de dióxido de carbono (CO2) siendo ésta la paradoja que enfrenta debido a que es uno de los sectores más perjudicados por el cambio climático, producto de estas mismas emisiones’. Asimismo, indicó que a nivel productivo, el sector enfrenta un doble desafío para mantener su competitividad, cumplir con los estándares de sustentabilidad exigidos por los mercados de destino, bajando al mismo tiempo sus costos de producción. ‘Es posible afrontar estos desafíos a través de una gestión y un uso eficiente de la energía utilizada en sus procesos productivos, lo que le permitiría reducir sus costos y disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero que genera. Según un informe elaborado por Smart EnergyConcepts, existe un potencial de ahorro energético de un 16% considerando diversas medidas que incluyen las de cogeneración. Incluso a través de la experiencia se ha podido constatar que en muchos casos el potencial de ahorro alcanza hasta el 50 o 60%. Esto coincide con lo informado por la empresa EfeSolar, que se dedica a la ingeniería, desarrollo y construcción de plantas fotovoltaicos orientadas al autoconsumo de energía, en empresas e industrias’ Recalcó.

Finalmente, dijo que la energía solar aplicada a procesos agrícolas es una fuente segura y de bajo costo para utilizarla en los sistemas de riego, de luminosidad, ventilación, fertilización, control climático, así como también para el monitoreo y control de procesos productivos y de post cosecha y que hace un tiempo era muy caro ser ‘ecológico’ o ‘empresario verde’, pero que hoy es más barato no contaminar, por lo que no hay razón para seguir usando las fuentes no renovables.

Funcionamiento de paneles solares

Los paneles solares fotovoltacios pueden ser instalados sobre un tejado o en el suelo. Son estructuras hechas de celdas solares (FV), que son capas de silicio monocrystalino o polycrystalino.

La radiación del sol impacta sobre estas celdas y se convierte en electricidad de corriente continua (CC).

Esta potencia de corriente continua viaja a un inversor eléctrico, que convierte la potencia de CC en potencia de corriente alterna (CA). Un tablero de distribución y controles inteligentes, administran el funcionamiento de la energía solar, conjuntamente con la red de suministro de electricidad o el generador.

La electricidad de corriente alterna producida por el sistema solar, es igual a la electricidad suministrada por la red eléctrica o por los grupos electrógenos. Puede emplearse para alimentar desde ventiladores, bombas o luces, hasta computadoras o maquinaria de una fábrica.

Cuando se agrupan varios paneles solares, se está formando un sistema de energía solar completo. Así, se puede usar la electricidad solar gratuita para abastecer una empresa o vivienda y reducir la electricidad generada por redes de suministro o generadores de gasóleo con alto coste.

 

Fuente: Diario 21, Iquique